Literatura húngara online
Literatura húngara online
Inicio Noticias Agenda Libros Crónicas húngaras Castellano Catalán
Literatura húngara online
Literatura húngara online
Literatura húngara online
Fútbol y letras
László Darvasi

La pregunta
¿Qué palabras son de origen húngaro en la lengua castellana?
Vampiro, doloman, húngaro.
Cíngaro, ugrofinés, Violante.
Coche, húsar, czardas.
Respuesta

La lectura del mes
Géza Csáth

Balassi Institute
Literatura húngara online
Danubio azul
Recomienda este artículo a tus amigos Versión para imprimir
Violante de Hungría

Antonio Manuel Fuentes

Tumba de Violante de Hungría en el Monasterio de Vallbona de les Monges, en Lleida
Tumba de Violante de Hungría en el Monasterio de Vallbona de les Monges, en Lleida
Durante siglos había pocas relaciones entre los dos extremos de Europa. Viajar por placer era inpensable en los caminos peligrosos, y suponía mucho dinero. Sin embargo, las casas reales intentaban asegurar su poder a través de matrimonios concertados. Violante de Hungría, mujer de Jaime I, es el vínculo histórico más antiguo entre los catalanes y los húngaros.

Nació Violante posiblemente en 1219 en la ciudad de Alba Regia (hoy Székesfehérvár) o Strigonium (hoy Esztergom). Hija del rey Andrés II de Hungría y Violante de Courtenay, era por parte paterna descendiente de la dinastía de los Árpád, primera casa real húngara que rigió los destinos del reino magiar desde aproximadamente el año 1000. Por parte materna era nieta de Pedro de Courtenay, emperador latino de Constantinopla.

Es de significar que Violante era hermana por parte de padre de Santa Isabel de Hungría (1207-1231), famosa por sus milagros en toda Alemania.

Pasó Violante sus primeros años en la corte húngara recibiendo de su madre una estricta formación de raíz francesa. Cuando en 1233 murió la reina Violante de Courtenay, ya habían comenzado las negociaciones para arreglar el matrimonio de la joven princesa, de apenas trece años, con Jaime de Aragón, once años mayor, y que acababa de ver cómo su matrimonio con Leonor de Castilla había sido anulado por causas de parentesco por un legado papal.

A mediados de 1235 partió la princesa con su séquito hacia Barcelona para contraer matrimonio, al que aportó una dote valorada en doce mil marcos de plata y diversos territorios, que nunca se hicieron efectivos.

Él, rey de la corona de Aragón, llegará a ostentar también los títulos de rey de Valencia y de Mallorca, conde de Barcelona y Urgell, y señor de Montpellier. Por su parte, Violante recibió el condado de Millau, de Conflent, de Vallespir y de Cerdaña, así como la ciudad de Colliure. Estas donaciones dieron lugar a una serie de particiones posteriores, en las que la reina intervino decisivamente para crear un patrimonio estimable para sus hijos:

• Pedro, el heredero al trono

• Jaime, posterior rey de Mallorca

• Fernando, muerto joven

• Sancho, arzobispo de Toledo

• Violante, futura esposa de Alfonso X, el Sabio

• Constanza, futura esposa del infante Manuel de Portugal

• María, que se haría religiosa

• Sancha, muerta al regresar de Tierra Santa

• Isabel, futura esposa de Enrique III de Francia

Este mismo interés la llevó a impulsar la reconquista de Valencia y a intervenir en las cuestiones de gobierno; acentuando las desavenencias entre su esposo y su primogénito Alfonso, nacido de su anterior matrimonio, para favorecer a sus propios hijos.

Apoyó al monarca en momentos críticos, tomando decisiones importantes, trasladándose incluso a primera línea de batalla, como ocurrió en 1238 durante el cerco de Valencia o posteriormente, en 1244, durante el tratado de Almizra, que fijó los límites de la reconquista entre los reinos de Aragón y Castilla, en el que su esposo requirió sus consejos antes de llevar a cabo acción alguna. Hechos todos estos que aparecen contados por el propio rey en su crónica El llibre dels fets.

Quizás sean estos los motivos por los que el Autor andorrano Albert Salvadó, en su novela sobre la figura de Violante, la hace aparecer como la sombra que inspira permanentemente al rey. El propio título resulta bastante revelador Jaime I el Conqueridor: la reina hongaresa; aquí se deja entrever que esta mujer de fuerte carácter era quien estaba detrás de las decisiones más importantes que tomaba el rey.

A partir de 1250, con la salud seriamente debilitada, la reina se retiró al monasterio de Santa María de Salas, en Huesca, donde el día 11 de febrero de 1251 redactó sus últimas voluntades y murió. Fue enterrada en el Real Monasterio de Santa María de Vallbona (Urgell), donde aún se conserva su tumba: un sarcófago plano, sin dibujos ni relieves, con la única salvedad del escudo cuatribarrado del Reino de Aragón. En la fachada exterior del templo hay una placa que donó el industrial valenciano José Agustín Andreu Mossi en 1953 con la siguiente leyenda:

ITT NYUGSZIK

ÁRPÁDHÁZI JOLÁNTA MAGYAR KIRÁLYI HERCEGNÕ,

I. JAIME-NAK VALENCIA KIRÁLYÁNAK HITVESE,

PANNÓNIAI SZÉP VIRÁGSZÁL,

AKI SPANYOLORSZÁGOT JELES URALKODÓK ÉS GLÓRIÁS SZENTEK NEMZETSÉGÉVEL AJÁNDÉKOZTA MEG.

(Aquí descansa Yolanda (Violante) princesa real húngara de la casa Árpád, esposa de Jaime I rey de Valencia, una hermosa flor de Pannonia, que a España obsequió con su linaje de eminentes soberanos y gloriosos santos)

De quienes han escrito sobre Violante, la persona que más y mejor se ha acercado al personaje fue seguramente el psicólogo e hispanista húngaro Ferenc Olivér Brachfeld (quien también escribió una semblanza sobre Constanza de Aragón en su Historia de Hungría) en la obra titulada Árpád-házi Jolánta, Aragónia királynéja (Violante de Hungría, reina de Aragón). De ella se hicieron tres ediciones, en 1940, 1950 y 1991, siendo ésta última de la Associació Cultural Catalano-Hongaresa. Pero sin duda, la más fidedigna fuente de información es el ya citado Llibre del Fets o Crònica de Jaume I. Escrita en primera persona, narra de manera autobiográfica la vida de Jaime I.

En el abril del 2007 se estrenó en Budapest Harmonia Terrena, el misterio basado en textos de la escritora Éva Bánki y con la dirección musical de Tamás Bubnó. La obra habla sobre la vida de tres mujeres santas del siglo XIV, procedentes de la casa de los Árpád. La intención de la autora es mostrar a través de la vida de las tres infantas -Isabel, Margarita y Violante-, tres caminos distintos de la santidad femenina de la época y reflexionar sobre la opinión del hombre moderno sobre la santidad. Después del éxito en Budapest el misterio se volverá a representar en diferentes ciudades de Hungría y de Alemania, y figura entre los planes de los autores llevarlo también a España.

Buscar
¿Sabías que?

ayuda | redacción y contacto | nota legal
Edita la Fundación Húngara del Libro Copyright © LHO, 2007